Monday, August 31, 2015

Difusión de arte y poesía



El FAUVISMO

Escuchanos en la radio, enlace de Una noche inolvidable 
Programa 28-08-15  Columna Cultural, por Nora Lanzieri 
El fauvismo, en francés fauvisme, (1904-1908) fue un movimiento pictórico francés caracterizado por un empleo provocativo del color. Su nombre procede del calificativo fauve, fiera en español, dado por el crítico de arte Louis Vauxcelles al conjunto de obras presentadas en el Salón de Otoño de París de 1905. El precursor de este movimiento fue Henri Matisse y su mayor influencia en la pintura posterior se ha relacionado con la utilización libre del color.
El término fovismo surge durante la celebración del Salón de Otoño de 1905 donde se presentaron numerosas obras al concurso y aparecieron problemas a la hora de clasificar y encajar algunas de ellas. Fue algo parecido a lo que pasó en su momento con los impresionistas cuando una serie de pinturas fueron calificadas de «incoherentes» y sus autores excluidos del salón por expresarse de un modo intenso y diferente. El críticoLouis Vauxcelles afirmó sobre ese conjunto de obras Mais c'est Donatello parmi les fauves (Pero, es Donatello entre las fieras), por lo que de la palabra fauve se derivó en fauvisme(fauvismo o fovismo). La mención a Donatello se debe a que en la misma sala había una escultura de corte renacentista, un bronce del escultor Albert Marque (no confundir con el pintorAlbert Marquet) representando un niño y con una sensibilidad que recuerda a Donatello. Los autores de las obras no dieron importancia a lo peyorativo del nombre «fauvisme», sino que, en cambio, lo adoptaron como distintivo de sus obras.
El arte del siglo XX se caracteriza por que esta configurada de múltiples corrientes llamadas ismos. No todas las tendencias van en forma lineal una después de otra, sino que se relacionan para dar paso hacia otra nueva. Las vanguardias no se pueden ordenar en una linea de tiempo.
Es un tópico el considerar el arte del siglo XX como ruptura con respecto a lo anterior, pero esta ruptura no comienza a principios del siglo XX, sino a fines del XIX.
  • ·  La Revolución Industrial y los grandes adelantos de la técnica ayudaron a moldear la mentalidad del hombre a principios del siglo XX.
  • ·   La primera y segunda guerra mundial, fue donde ocurrio el cambio. Cada cual trajo sus tendencias.
  • ·       Los filósofos aportan con sus teorias reveladoras. Hay vanguardias que no se pueden explicar ni entender si no se integran con estas teorias.
Hay una gran necesidad de cambio que ha dado como resultado corrientes diversas e incluso contradictorias; como la tendencia conceptual y la realista. 
El Fauvismo es uno de los movimientos del siglo XX, se caracteriza por ser estético y sentimental, por ser un estado de espíritu ligado a las circunstancias del momento. Se apega a la libertad total de la naturaleza. Es más expresiva que realista, plasmando primordialmente los colores. El artista fauve implanta una comunión con la naturaleza, uniendo el arte con la vida, y a su vez, rechazando cualquier tipo de convencionalismos. El artista es un Demiurgo, moldea, crea su obra a partir de un principio generador parecida a la naturaleza. El fauvismo no debe ser entendido como una liberación desordenada que rechaza todo tipo de disciplinas o como ignorante. Otra característica del fauvismo es el gusto por el arte africano-negro y la influencia que este mismo tuvo en las obras. Este gusto por “lo otro”, encamina al fauvismo hacia una un ambiente cada vez más vanguardista.
Los artistas más destacados son: Henri Matisse, André Derain, Maurice Vlamink, Braque, Friesz, Rouault, Marquet, Dufy y van Dongen. Quien le dio el nombre de fauvismo a este movimiento, fue Louis Vauxcelles, en su crítica hecha en el Salón de Otoño de 1905, por causa de los violentos métodos que utilizaban los artistas anteriormente nombrados.

Características

·         El fundamento de este movimiento es la liberación del color respecto al dibujo exaltando los contrastes cromáticos. Los artistas fauves van a trabajar con la teoría del color interpretando qué colores son primarios, cuáles son secundarios y cuáles son complementarios. Mediante este planteamiento consiguieron una complementariedad entre colores, lo que producía un mayor contraste visual y una mayor fuerza cromática.
·         Este planteamiento, conocido como Modelo de color RYB, clasificaba los colores como:
·         Colores Primarios: rojo, amarillo, azul
·         Colores Secundarios: se obtienen mezclando colores primarios: rojo + azul (violeta); rojo + amarillo (naranja); amarillo + azul (verde).
·         Complementarios: se entiende por color complementario de otro, el color primario que queda frente a la mezcla de los otros dos: para el verde es el rojo, para el azul es el naranja y para el amarillo es el violeta.
·         En esta búsqueda tan dirigida hacia el color se olvidan otros aspectos como el modelado, el claroscuro o la perspectiva. La técnica pictórica fovista emplea toques rápidos y vigorosos, trazos toscos y discontinuos, aunque se cree distorsión en las figuras: se persigue dar una sensación de espontaneidad.
·         Otra característica de esta pintura es su intención de expresar sentimiento, algo que anteriormente intentaron los pintores Nabis. Esto hace que percibieran la naturaleza y lo que les rodea en función de sus sentimientos.
·         El dibujo será un aspecto secundario para estos artistas, sin embargo Matisse no se olvidó de su importancia. También se destacaba la función decorativa y se empleaban las líneas onduladas.
·         Defendían una actitud rebelde, un intento de transgresión de las normas con respecto a la pintura. Buscaban en definitiva, algo diferente, que les hiciese avanzar en el ámbito artístico.
·         Con respecto a los temas que pintaban existía gran variedad: algunos pintaron el mundo rural y otros el ámbito urbano. Algunos realizaron desnudos e interiores, mientras otros preferían la pintura al aire libre influidos por las costumbres del impresionismo, otros mostraban la importancia de sentir la alegría de vivir.

La DanzaII, 1910 Óleo sobre lienzo

En 1904 Henri Matisse considerado padre del fovismo, pintó Lujo, calma y voluptuosidad, considerada como
la obra síntesis del posimpresionismo que fue fruto de un ejercicio de búsqueda personal y se convirtió
virtualmente en un manifiesto de lo que sería el fauvismo poco después. La utilización subjetiva del color y
la simplificación del dibujo empleados por Matisse sorprendieron a todos cuando fue expuesto por primera
vez, mientras que su desinterés por el acabado y sus colores chillones le granjearon el desprecio de la crítica
cuando expuso sus paisajes, pintados en Colliure, en el Salón de Otoño de 1905. Allí también se expuso
Retrato de la mujer del artista
Lydia Delectorskaya
el Retrato de la Señora Matisse o la La Raie Verte (La línea
verde) donde se presentaba como una caricatura
de la feminidad y una excentricidad en la pintura de retrato.
El repudio de la crítica convirtió al fovismo en el grupo de vanguardia en París, poco después Maurice de Vlaminck se unió al fovismo de Henri Matisse y André Derain. Como movimiento expresionista, apareció cronológicamente a la vez que el Expresionismo alemán, con una propuesta de protesta contraria al Positivismo, al Naturalismo y al Impresionismo. Sus principales influencias vienen de Paul Gauguin y de las ideas de Zola, Nietzsche, Stirner y Huysmans.
Aunque concebían la actividad artística como consecuencia de un impulso vital, su punto de partida fue la resolución de problemas puramente plásticos, como el empleo del color en una doble función plástica y constructiva al mismo tiempo. El maestro del grupo fue Gustave Moreau, en cuya escuela estudiaron Matisse y Rouault, Marquet, Manguin, Camoin y Jean Puy. Moureau no enseñaba ninguna doctrina sino que forzaba a sus alumnos a pintar con independencia y con la técnica que fuera más adecuada a su temperamento. De la obra de Gauguin aprendieron la libertad en el uso del color, que llevaron al extremo (los colores como cartuchos de dinamita, que diría Derain), así como la liberación del temperamento y el instinto personal. También admiraban la capacidad de síntesis y el sentido decorativo de la obra de Gauguin. Para los fauvistas el cuadro debía ser expresión, no composición y orden.
 Información de la web,   https://fauvismosigloxx.wordpress.com/

Friday, August 28, 2015

La vida es gracia

La vida es gracia
- Estoy cansado.
- ¿De qué?
- Del ámbito en que me muevo. Toda gente de mierda.
- ¿Te referís es la humanidad, no?
- Veo que te has vuelto cínico…
- Solo observador de nuestra naturaleza humana, -explicó el Maestro.
- ¿Vos decís que no hay gente buena?
-Digo que somos todos seres humanos. Algunos han madurado un poco y hacen menos daño a los demás. Por otra parte, de las pocas cosas de las que estoy seguro a esta altura de mi vida es que no existe una realidad en la que yo soy bueno y la mayoría son malos. Eso no sólo es infantil, sino que no es verdad.
- Pero yo no soy un homicida…
- Es fácil creerse bueno cuando vemos la realidad en blancos y negros. ¿No tenés pecados?
La pregunta del Maestro lo desacomodó. Después de un breve silencio, dijo:
- No podés comparar…
-…Porque son los tuyos. Los pecados de los demás son siempre peores.
- No soy corrupto, no soy infiel, no  hago mal a nadie…
-¿Tan seguro estás que no hacés mal a nadie?
El silencio volvió a apoderarse del ambiente.
Para facilitar el diálogo, el Maestro optó por continuar.
- En el texto de la Biblia en donde iban a apedrear a la mujer adúltera, cuando Jesús intervino y los desafió con la célebre frase de “el que esté libre de pecado que arroje la primera piedra”,  los primeros en retirarse fueron los ancianos.
- ¿Y qué me querés decir?, -preguntó el discípulo con algo de mal humor.
- Que es natural que haya ocurrido así. Las personas mayores somos más conscientes de lo pecadores que somos. La infinita capacidad de manipular y de mentir. La corrupción estructural; las tentaciones que siempre están a la vuelta de la esquina y en las que uno puede caer en cualquier momento.
- Yo no soy corrupto, ni manipulador, ni me siento así.
- Sos lo suficientemente inmaduro como para no registrar tu propia oscuridad.
- ¿Acaso no hay personas luminosas?
- Sí, pero no son perfectas. Y también cometen barbaridades. Aquellos que intentaron hacer de esta tierra un paraíso son los que la convirtieron en un infierno. ¿O pensás que las personas más monstruosas y deformadas no tienen una justificación y un sentido en su obrar? Hitler estaba convencido de que existía una raza superior, a la que él obviamente pertenecía. Y quería eliminar a todos aquellos que a su juicio eran imperfectos… No hace falta recordar las consecuencias de su conducta…
- Honestamente no me siento alcanzado por lo que decís.
-Tenemos muchos pecados. Y todos podemos perdernos, y extraviarnos muy mal en cualquier momento. El primer signo de madurez y sincera humildad es tomar conciencia que uno siempre está a punto de perderse.
-¿A qué llamás perderse?-A equivocar el camino. Nuestro egoísmo, nuestro individualismo, hasta nuestro instinto de supervivencia nos alejan del camino.
-¿A qué camino te referís?
-Del de la verdad, del bien, lo que es bueno.
-Estás más místico que nunca…
-En el fondo a todos nos ha faltado amor, y nos pasamos la vida tratando de ser mirados por todo el mundo, tratando de ser importantes, de acumular dinero o poder, de salvarnos… ¿De qué intentamos salvamos? Del destierro afectivo, de que no nos miren, de que no nos quieran…
El discípulo permanecía en silencio.
-Hasta cierta edad, pensamos que podemos eliminar nuestros pecados y vulnerabilidades solo por decreto. Que basta una orden de nuestra mente para que desaparezcan. A los veinte años entramos en una primera madurez al registrar que nuestra voluntad no lo puede todo. Y así seguimos con algunas pocas crisis grandes durante una o dos décadas. Finalmente un día nos damos cuenta que muchas de esas cosas que corregimos están ahí. Presentes e incólumes o reprimidas y acechantes. Pero no se corrigieron. Hombres que se quieren acostar con cuanta mujer se les cruza. Mujeres que aspiran a lograr una seguridad o un amor perfecto que ellas mismas no tienen. Personas que quieren confort o reconocimiento o cambiar una vida que los tiene aburridos o secretamente deprimidos porque no va a ningún lado… Todo campo fértil para infinitas manipulaciones que nadie está dispuesto a reconocer. En el fondo, el problema es que aunque lo niegue, cada uno se siente el centro del universo. Y hay una enorme incapacidad de poder levantar la cabeza y ver, registrar, reconocer al que tenemos enfrente…
El discípulo procesaba aquellas palabras sin atinar a decir algo. El Maestro prosiguió.
-A cierta edad tomamos conciencia que nuestras conductas y pecados se estructuran. Que por más que las cambiemos, regresan. Son parte nuestra. Nos enteramos que la botonera de nuestro control tiene varias teclas que no funcionan.
-¿Y entonces?
-Hay que buscar más profundo, aceptando con amor como somos.
-¿Individualistas, manipuladores, egoístas?
-Tenemos que aprender a ser capaces de ver eso con ternura. Como son características que no nos gustan, las tapamos, las negamos. Pero están ahí, agigantadas detrás de nuestro rechazo. Si en cambio, pudiéramos verlas, reconocerlas con misericordia, ponerle palabras, estaríamos mucho mejor.
-Desaparecerían…
-Eso no lo sé. Probablemente no…
-¿Y entonces?, -protestó el discípulo.
-Es que aceptar algo para que cambie es no aceptarlo en absoluto. Es como si fuéramos inversores: pongo esto, para cobrar aquello. Y la vida no es un negocio. Es otra cosa.
-La verdad es que a esta altura ya no sé qué cosa es…, -dijo el discípulo con cierta resignación.
-Eso es bueno. Peor sería tener una definición clara de lo que es. Así hay espacio para el asombro, el aprendizaje, la gracia.
-¿A qué te referís con la gracia?
-Que la vida es un regalo. Todo lo más importante nos viene dado. Por supuesto que nuestro esfuerzo es importante. Pero nunca al punto de confundirnos y creer que el universo gira gracias a nosotros. La mayoría de las personas estamos convencidas que nuestra propia vida funciona gracias a nuestro empuje.
-¿Y no es así?
-Definitivamente no. La vida sucede. Y la creencia de que somos tan importantes nos hace mucho daño. Nos presiona mucho llevándonos a creer que podemos hacer cosas que no somos capaces, lo cual nos frustra enormemente. Hay muy poca comprensión, y mucho esfuerzo para tratar de llevar adelante ideas…que suelen ser equivocadas. Por eso algún sabio dijo: “quiero más misericordia y menos sacrificios…”
El discípulo se emocionó al escuchar esa frase.
-Esas palabras ton tremendas…
-¿Por qué?
-Siento que mi vida está llena de sacrificio, y que tengo muy poca misericordia. Para conmigo mismo, y obviamente para con los demás.
-¿Y por qué creés que eso es así?, -quiso saber el Maestro.
-No lo sé.
-Debés estar convencido que tenés que “hacer” tu vida. Y la vida no es algo a “hacer”. Sucede. Es gracia. Solo podemos ir eligiendo entre los senderos que nos va presentando, aquellos que tengan más que ver con quienes de verdad somos. Y cuando nos damos cuenta que extraviamos el camino, que nos hace mal, con mucha delicadeza debemos buscar la forma de retomar a caminos más auténticos.
-Escucharte decir que la vida es gracia es liberador…
-¿De qué te libera?
-De la exigencia de tener que estar empujando todo el tiempo. Que es como yo concibo la vida…
El Maestro sonrió.
-Por otra parte, escucharte hablar de misericordia es como un bálsamo para el alma.
-¿Por qué?, -preguntó el Maestro.
-Porque detrás de mi exigencia hay tanto rigor y desprecio, que la misericordia es algo que puede curar, o al menos tratar bien a mi lastimado espíritu…
El Maestro sonrió nuevamente en silencio, sabiendo que cualquier palabra estaría de más.

Monday, August 24, 2015

De luna y de estrellas de María Lua


De luna y de estrellas
(traducción del libro "De Lua e de Estrelas" de Maria Lua:

El libro gratis, podes descargarlo en el link


PEGASO

Cabalgo sueños
en el dorso de las nubes
más allá del azul infinito...
Soy domadora de espejismos
tomo las riendas de los sortilegios
y desaparezco en el polvo de la fantasía...

Cabalgo desencantos
en el dorso de las amarguras
más allá del silencio afligido...
Soy domadora de recuerdos
tomo las riendas de las añoranzas
y desaparezco en las curvas de la inquietud...

Soy domadora de misterios
al cabalgar duramente
en las sombras de la noche...
Cabalgo mi cuerpo sin rumbo
en el dorso de las melancolías
y mi alma desaparece
en alas y luces...

Cabalgo en el polvo de las calles
en el polvo de las estrellas
en el polvo de los sueños...


MARIA LUA
Derechos de autor reservados

ESCUCHA  LA RADIO  VIERNES DE 21 A 23HS. DE ARGENTINA EN: 



NUEVO HORARIO 
Gacetilla de Prensa - viernes 28 de Agosto 2015  

EN VIVO DE: 21 A 23 hs. (hora de Argentina)


"UNA NOCHE INOLVIDABLE"

16* AÑOS EN EL AIRE - PROGRAMA 1.403



ESCUCHA  LA RADIO EN: 



 LA POESIA DEL MUNDO …Y LA MUSICA...
 DE TODOS LOS TIEMPOS...

CON:  
CARLOS FERNANDEZ
ADRIANA VALOR Y NORA LANZIERI

POETAS PROGRAMADOS DE:

Argentina –  Uruguay - Cuba -  Colombia - 
Brasil -  España -  Chile - Israel - E.e.U.u.    

Jose Pedroni - Carlos Guido y Spano - Vinicius de Moraes -
Ady Yagur - Carlos A.Boaglio - Mery Larrinua - Juana Cascardo -
Nelida M. Gonzalez - Juana de Ibarburu -  Maria Lua - 
Haide Daiban - Pablo Neruda -  Nicolas Guillen - 
Ana L.Montoya Rendon -  Jose A. Buesa - 
Jose Ortega y Gaset -  


Auspician este programa de Bs.As. al mundo:

Seguros Paraná S.A. – DB & Asoc.Consultores Impositivos
Una noche inolvidable - El arte de crear arte
   Invitamos a los poetas del mundo, para ser programados, a enviar sus obras por mail a: unanocheinolvidable@gmail.com

Expresionismo


Pintura Expresionista
Escuchanos en la radio, enlace de Una noche inolvidable 
Programa 21-08-15  Columna Cultural, por Nora Lanzieri 


El expresionismo fue un movimiento cultural surgido en Alemania a principios del siglo XX, que se plasmó en un gran número de campos: artes plásticas, literatura, música, cine, teatro, danza, fotografía, etc. Su primera manifestación fue en el terreno de la pintura, coincidiendo en el tiempo con la aparición del fauvismo francés, hecho que convirtió a ambos movimientos artísticos en los primeros exponentes de las llamadas “vanguardias históricas”. Más que un estilo con características propias comunes fue un movimiento heterogéneo, una actitud y una forma de entender el arte que aglutinó a diversos artistas de tendencias muy diversas y diferente formación y nivel intelectual. Surgido como reacción al impresionismo, frente al naturalismo y el carácter positivista de este movimiento de finales del siglo XIX los expresionistas defendían un arte más personal e intuitivo, donde predominase la visión interior del artista –la “expresión”– frente a la plasmación de la realidad –la “impresión”–.
El Expresionismo es una corriente artística que busca la expresión de los sentimientos y las emociones del autor más que la representación de la realidad objetiva.
Con sus colores violentos y su temática de soledad y de miseria, el expresionismo reflejó la amargura que invadió a los círculos artísticos e intelectuales de la Alemania prebélica, así como de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y del período de entreguerras (1918-1939). Esa amargura provocó un deseo vehemente de cambiar la vida, de buscar nuevas dimensiones a la imaginación y de renovar los lenguajes artísticos. El expresionismo defendía la libertad individual, la primacía de la expresión subjetiva, el irracionalismo, el apasionamiento y los temas prohibidos –lo morboso, demoníaco, sexual, fantástico o pervertido–.
Entendido como una genuina expresión del alma alemana, su carácter existencialista, su anhelo metafísico y la visión trágica del ser humano en el mundo le hicieron reflejo de una concepción existencial liberada al mundo del espíritu y a la preocupación por la vida y la muerte, concepción que se suele calificar de "nórdica" por asociarse al temperamento que tópicamente se identifica con el estereotipo de los países del norte de Europa.
Revela el lado pesimista de la vida generado por las circunstancias históricas del momento. La cara oculta de la modernización, la alineación, el aislamiento, la masificación, se hizo patente en las grandes ciudades y los artistas, creyeron que debían captar los sentimientos más íntimos del ser humano. La angustia existencial es el principal motor de su estética.
El fin es potenciar el impacto emocional del espectador distorsionando y exagerando los temas. Representan las emociones sin preocuparse de la realidad externa, sino de la naturaleza interna y de las impresiones que despierta en el observador. La fuerza psicológica y expresiva se plasma a través de los colores fuertes y puros, las formas retorcidas y la composición agresiva. No importa ni la luz ni la perspectiva, que se altera intencionadamente.
El expresionismo no fue un movimiento homogéneo, sino de gran diversidad estilística: 
expresionismo modernista (Munch), fauvista (Rouault), cubista y futurista (Die Brücke),surrealista (Klee), abstracto (Kandinski), etc. Aunque su mayor centro de difusión se dio en Alemania, también se percibe en otros artistas europeos (Modigliani, Chagall, Soutine, Permeke) y americanos (Orozco, Rivera, Siqueiros, Portinari). En Alemania se organizó principalmente en torno a dos grupos: Die Brücke (fundado en 1905), y Der Blaue Reiter (fundado en 1911), aunque hubo algunos artistas no adscritos a ningún grupo. Después de la Primera Guerra Mundial apareció la llamada Nueva Objetividad, que si bien surgió como rechazo al individualismo expresionista defendiendo un carácter más social del arte, su distorsión formal y su colorido intenso les hacen herederos directos de la primera generación expresionista.
Precedentes del Expresionismo
Encontramos algunas raíces del Expresionismo en las pinturas negras de Goya, que rompe con las convicciones con las que se representaban las anatomías para sumergirse en el mundo interior. Sin embargo, los referentes inmediatos son Van Gogh y Gaugain, tanto por la técnica como por la profundidad psicológica.
Otro grupo de gran influencia es el simbolismo, entendido como la búsqueda en la cual el artista, limitando la pintura objetiva, concreta los sentimientos, los estados del alma, los miedos subjetivos, las fantasías y los sueños.
El Expresionismo se inicia con un periodo preliminar representado por el belga Ensor y el noruego Munch.

Ensor (1860-1949)
Ensor pinta desfiles fantasmales de personajes enmascarados y caricaturescos. La máscara se convierte en la expresión de lo amenazador y lo desconocido que refleja la ironía sobre la condición humana. El asombro de la cámara de Wouse, La máscara y la muerte.

Edvard Munch (1863-1944)
El estímulo más importante lo encuentra Munch en las imágenes simplificadas de las obras de Gaugain, que le servirán para transmitir la angustia y la soledad. Vivió angustiado, tuvo problemas psíquicos y esos sentimientos son los que volcará en su pintura.
En él la expresión surge como resultado de su vida atormentada. Siente predilección por la figura humana y las relaciones personales. Le obsesiona la impotencia del ser humano ante la muerte y la identifica con la mujer. Tiene una visión negativa de la vida, de la indefensión, de la soledad humana y del sexo.

El grito es la expresión de su miedo personal, pero en este cuadro Munch logra expresar el desfallecimiento del hombre ante una realidad cada vez más compleja y confusa.


Expresionismo Alemán. El movimiento expresionista se desarrolló principalmente en Alemania.

Die Brücke ( El Puente)En 1905 se constituye en Drede el grupo Die Brücke (El Puente), coetáneo al movimiento fauvista francés. Mientras los fauves se movían por intereses meramente plásticos cuyos temas eran intrascendentes, los alemanes, con una técnica similar en cuanto a la intensidad de las siluetas y las masas cromáticas, prefiriendo los tonos oscuros, difieren por la plasmación de las angustias interiores del hombre y sus preocupaciones existenciales.
En el grupo Die Brücke, influido por Munich, destacan Nolde y Kirchner. Son artistas comprometidos con la situación social y política de su tiempo.
Kirchner intenta demostrar con su paleta estridente y sus trazos angulosos los oscuros deseos que laten en el fondo de los seres humanos. Mujer del busto desnudo con sombrero.
Nolde conseguirá pintar la desnudez de las almas humanas.Bailarinas de las velas, Susana y los viejos.
Der Blaue Reiter ( El Jinete Azul) El grupo Der Blaue Reiter se formó en Munich en 1911, recibió una importante aportación internacional sobre todo del cubismo y el futurismo, ya que lo integraron numerosos artistas extranjeros. Además del alemán Franz Marc, encontramos al ruso Kandinsky, al suizo Klee, a August Macke y a Gabriel Münter entre otros.


El arte del Jinete azul es más exquisito, subjetivo y espiritual que el de Die Brücke. Les importa más el cómo de la representación que el qué. Los artistas creían que el significado y el sentido de cada cuadro están en manos del propio espectador. El artista da forma a la emotividad en su obra y a su vez el cuadro causa en quien lo observa determinados sentimientos.
Sus componentes evolucionarán rápidamente a formas abstractas, como es el caso de Kandinsky. La representación del objeto en sus pinturas es secundaria, ya que la belleza residía en la riqueza cromática y en la simplificación formal.
Paul Klee perteneció al Jinete Azul, pero seguiría su propio camino alejándose de dicho movimiento. Quiere despojar las cosas de todo formalismo. Su mundo surge de su propia realidad interior. Parte de su obra es abstracta, aunque conserva en general cierta referencia al objeto. Mantiene el vínculo con la realidad acercándose a ella por vía simbólica. Frutas en fondo azul, en el estilo de Bach son algunas de sus obras.
La Primera Guerra Mundial destruye el grupo, pero el Expresionismo no se extingue, al contrario, los desastres y la crueldad de la guerra incita a otros artistas a traducir el dolor provocado.
El austriaco Oscar Kokoschka (1886-1980) con su personalidad vigorosa, busca la expresión a través de la pasta y el color. En La noria del viento trasciende lo puramente figurativo y anecdótico para expresar contenidos interiores a través de sus composiciones. En La tempestad plasma al artista y a la mujer amada y refleja la perduración de la pasión amorosa en medio de circunstancias adversas.
En Francia, Roault es un ejemplo de cómo se puede pasar del fauvismo al Expresionismo sin cambiar los aspectos formales, simplemente con un cambio en la concepción.
Chagall y Modigliani formaron parte del grupo expresionista de la llamada Escuela de París. El italiano Modigliani destaca por sus obras humanas alargadas y nostálgicas que recuerdan al Greco. A partir de 1950, los norteamericanos se apropiarán del nombre en lo que se ha conocido como el Expresionismo Abstracto.
Información de la web,  www.arteespana.com/expresionismo.htm.